Películas en inglés para niños

Películas en inglés para niños

Películas en inglés para niños

Nuestros hijos están expuestos a una gran cantidad de palabras en inglés desde pequeños. En el cole aprenden lo básico y ellos mismos amplían vocabulario de forma inevitable en la tele e internet.

Una buena manera de reforzar este aprendizaje es con películas en inglés para niños, quizá te parezca que son muy complicadas pero tus pequeños aprenderán a pescar cada vez más palabras en estas pelis ampliando su vocabulario.

Si además te sientas a verlas con ellos pasaréis un rato divertido en familia mientras todos aprendéis:

¿Qué tipo de películas en inglés escoger y de cuanta duración?

Lo más importante para que el niño aprenda inglés viendo películas es que sean historias que le enganchen, pues si a los 10 minutos se levanta del sofá… Es que no vamos por buen camino.

¿Cómo dar con esos títulos de éxito?

Lo mejor es empezar con películas que ya ha visto, de esta manera conoce el argumento y entiende lo que pasa, aunque no pille todas las palabras. Si el pequeño de buenas a primeras se encuentra con una historia incapaz de seguir se aburrirá, pero si ya conoce la trama no solo se quedará más enganchado, si no que le será más sencillo comprender las palabras en inglés.

Otra idea es que el niño vea el trailer original en inglés, si le gusta y le apetece ver la peli porque el anuncio le ha convencido ¡Le pondremos esa peli! Tenemos muchas posibilidades de que le guste.

Lo ideal es elegir películas cortas, al menos al principio. Media hora o 20 minutos es un tiempo aceptable. Después podemos probar con películas en inglés más largas cuando ya nos hayamos habituado a ello.

Para hacer más sencillo que nuestros hijos vean películas largas en inglés (Incluso para facilitarnos la tarea a nosotros si las vemos juntos) conviene descansar cada 20 minutos, de esta forma despejamos el cerebro y a la vuelta estamos más “receptivos” para captar el vocabulario en inglés y grabarlo mejor en nuestra memoria.

Sin embargo ¡Cuidado! Nunca pares la grabación si el niño está absorto con ella. Muchos padres se encuentran con que el niño no quiere hacer estos parones porque realmente está disfrutando la trama. Si es así deja que tu hijo vea la película entera del tirón, cuando está concentrado su cerebro rinde mucho más.

Algunos títulos que os encantarán

Más allá de las pelis que ya ha visto y que son sus favoritas existen una serie de títulos que además de divertidas utilizan vocabulario útil para el día a día:

Inside Out: Trata la historia de una niña que vive un cambio de ciudad debido al nuevo trabajo de su padre. Además de palabras básicas para comprender las emociones emplea vocabulario escolar y útil para el día a día.

Los increíbles: Otra grabación que también utiliza palabras cotidianas y que, por lo general, encanta a los más pequeños.

Kung Fu Panda: Incluye escenas de humor y la risa nos ayuda a recordar.  Títulos cortos ideales para aprender inglés con niños viendo películas

The Lost Thing, The Snowman o The Gruffalo son películas infantiles muy cortas con las que podemos empezar. Utilizan un lenguaje muy simple adaptado a niños de 3 años, por lo que son ideales para empezar a inculcar el idioma a los más pequeños.

¿Activamos los subtítulos?

Nuestro consejo es no activar los subtítulos en español ya que al final acabamos leyendo la película haciendo caso omiso del audio en inglés. Los subtítulos en inglés pueden ayudarnos a saber cuantas palabras hemos “pillado” realmente, pero conviene utilizarlas a la segunda o tercera vez de ver el film.

Como sacar aún más provecho de ver películas en inglés con tus hijos

Para sacar aún más provecho de las películas en inglés para niños existen una serie de actividades que podemos hacer cuando acabe la peli:

Hablar sobre la historia con los niños: Preguntarles qué han entendido, cuál es su personaje favorito… Si se trata de películas con contenido relacionado como libros podemos sacarlos y hablar sobre ellos con este recurso (Mejor si están en inglés)  Existen videojuegos de karaoke con la BSO de películas infantiles, animar a vuestros hijos a cantarla es una buena forma de mejorar su pronunciación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario

diecinueve − quince =

css.php